Cerezo

Cosecha

La cosecha debe ser realizada con la madurez correcta, la que se relaciona muy bien con el color de la piel y de la pulpa de la cereza, complementado con niveles de azúcar, existiendo diferencias entre variedades.
El color rojo caoba y caoba son los más adecuados, colores más oscuros como caoba oscura y negro corresponden a sobre-madurez y comprometen la calidad condición de la cereza en postcosecha, acortando su vida útil, dependiendo de cada variedad.
La fruta es sensible a machucones, por lo que debe ser tratada con mucho cuidado durante el proceso de cosecha y en su manipulación posterior.
Se debe evitar que la cereza recién cosechada permanezca sujeta a condiciones de temperaturas altas (expuestas directamente al sol) y acortar al máximo el tiempo entre cosecha y sombreadero e hidroenfriado, para disminuir la deshidratación del pedicelo que afecta directamente el aspecto de calidad de la fruta. Por esta misma razón, se debe mantener cubierta la fruta desde cosecha hasta el proceso de hidroenfriado.

Aspectos clave:

  • Evitar las horas de máxima temperatura para cosechar.
  • Cosechar la cereza con cuidado, evitando su exceso de manipulación.
  • Mantener la fruta bajo condiciones frescas y húmedas durante la cosecha y traslado a planta de embalaje.
  • Trasladar rápido a planta de proceso o hidroenfriado.