Cerezo

Manejos posteriores a Cosecha

Es importante mantener riegos adecuados (tiempo y frecuencia) durante todo el verano (diciembre a mediados de abril), apoyarse con monitoreo de humedad en la zona de raíces, para evitar estrés hídrico y mantener una alta actividad fotosintética. Considerar técnicas y manejos para prevenir o mitigar el efecto de las altas temperaturas durante el verano y evitar alteraciones en las yemas y en la fruta de la temporada siguiente, además de ayudar a una acumulación de reservas carbonadas máxima.

Aspectos clave:

  • Evitar que los árboles se estresen durante todo el verano, aportándoles el riego adecuado, apoyado por el uso de bioestimulantes (aminoácidos y extracto de algas) y protectores solares.
  • La fertilización debe ser adecuada para favorecer la acumulación de reservas para la temporada siguiente.
  • Mantener arboles iluminados en su interior con ayuda de podas manual o mecánica, para favorecer diferenciación floral.
  • Mantener una estricta prevención y/o control de plagas y enfermedades para evitar estrés de la planta.
  • Mantener la sobre hilera libre de malezas evitando que compitan por agua y nutrientes con los árboles frutales