Cerezo

Sistema de Protección

Las heladas suelen provocar daño en los cerezos, comprometiendo la producción, cuando las temperaturas bajan de un umbral crítico de temperatura, el que es diferente para cada estado de desarrollo de la planta, siendo el estado más sensible el de yemas floral globosa (antes que se exponga el ramillete floral).
Dentro de los sistemas de protección anti-heladas más efectivos están el riego por aspersión aérea y los ventiladores, idealmente estos últimos con calefacción. Además, los techos tienen algún grado de control sobre heladas de baja intensidad.
Por otra parte, la lluvia puede causar daño de partidura en la fruta, y los techos permiten reducir estos riegos, principalmente cuando la cereza se hace sensible durante la madurez (desde color pajizo a cosecha).

Aspectos clave:

  • Si los riesgos de lluvia en precosecha son altos y las variedades son sensibles, se debe disponer de sistemas de protección (techos).
  • Si los riegos de heladas primaverales son altos, se debe implementar un sistema de control de heladas (ventiladores con calefacción o riego por aspersión en altura).
  • Para usar un sistema de aspersión en el control de heladas, se debe asegurar un suelo con buen drenaje.