Manejos en bodega

Recepción y vinificación

Estas son las primeras etapas en la elaboración de vino a partir de las uvas. Si bien, las levaduras son las responsables de la transformación del azúcar (jugo o mosto) en alcohol. Existen manejos claves para ayudarlas a conseguir el buen término de la fermentación con el resultado esperable en la calidad de los vinos.

Dentro de los manejos más relevantes en esta primera etapa, tanto en la recepción (donde se recibe y procesa la uva) y luego en bodega, donde ocurre el proceso de vinificación se pueden identificar varios claves para el éxito de esta primera etapa.

  • Nutrición y aditivos: Estos tiene como función ayudar tanto en procesos de clarificación de blancos, mejor extracción de taninos, color y aromas, junto con el apoyo nutricional correcto para que las levaduras puedan sobrevivir sin problemas hasta el final de la fermentación alcohólica.
  • Manejo de Sulfuroso: El anhídrido sulfuroso cumplen dos funciones principales en jugo y vino, una cómo antioxidante desacelera y protege uva, jugo, mosto y vinos de procesos naturales e inducidos oxidativos en condiciones de pH óptimos y además juega un rol antimicrobial frente a levaduras y bacterias no deseadas en las distintas etapas de elaboración del vino en bodega. Su rol en esta etapa en principalmente antimicrobial evitando que durante la vinificación actúen microrganismos no deseados que perjudiquen la calidad final del vino.
  • Fermentación alcohólica: el objetivo durante este proceso es mantener las condiciones controladas en el medio que se fermenta, así como también implementar prácticas que logren maximizar la calidad potencial de la uva cosechada y expresarla en el vino.

Menú
X